2023, agosto 30
·
Seguridad
·
9 min read
·
Matt S.

¿Cómo detener los ataques DDoS? Guía para principiantes

El ataque DDoS (Denegación de Servicio Distribuido) es un acto malicioso que tiene como objetivo sitios web o sistemas de red. Puedes utilizar múltiples estrategias para protegerte.

En el panorama en constante evolución de la ciberseguridad, un tipo de amenaza que ha asolado constantemente a los propietarios de sitios web y empresas son los ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS). Desde su primera aparición a principios de la década de 2000, estos ataques maliciosos se han convertido en una poderosa arma para los ciberdelincuentes, causando dolores de cabeza e importantes pérdidas económicas a víctimas de todo el mundo. Para los nuevos en el campo de la ciberseguridad, en concreto para los aspirantes a especialistas en seguridad, comprender las complejidades de los ataques DDoS puede ser una tarea desalentadora. No tema, ya que esta guía para principiantes está diseñada para proporcionarle los conocimientos definitivos para combatir eficazmente los ataques DDoS. Al final de esta completa guía, usted estará armado con los conocimientos esenciales y las estrategias necesarias para salvaguardar su presencia en línea y el escudo contra la implacable avalancha de ataques DDoS que pueden paralizar las empresas y organizaciones.

¿Qué es un ataque DDoS?

En primer lugar, antes de pasar a la acción, entendamos qué es un ataque DDoS. En pocas palabras, un ataque DDoS (Denegación de Servicio Distribuido) es un acto malicioso dirigido a entidades en línea, como sitios web o sistemas de red, con la intención de saturar sus recursos y hacerlos inaccesibles o inutilizables. A diferencia de los ciberataques tradicionales, cuyo objetivo es vulnerar las medidas de seguridad o robar datos, los ataques DDoS se centran en perturbar el funcionamiento normal de un sistema objetivo inundándolo con un enorme volumen de tráfico entrante. Esta avalancha de tráfico, procedente de múltiples fuentes controladas por el atacante, sobrecarga la infraestructura de red, los servidores o el ancho de banda del objetivo, provocando una denegación total o parcial del servicio a los usuarios legítimos. Esencialmente, un ataque DDoS busca agotar los recursos de la víctima, dejando su presencia en línea indefensa ante la implacable embestida y causando potencialmente importantes daños financieros y de reputación.
Básicamente, se trata de un ataque de gente mala que envía tantas cosas a un sitio web o a un ordenador que éste se satura y no puede funcionar correctamente para la gente que quiere utilizarlo.
He aquí un ejemplo de OneLogin para mostrar cómo funciona:

¿Cómo se inician los ataques DDoS?

Los ataques DDoS se inician mediante diversos métodos que aprovechan la potencia de múltiples dispositivos y redes para saturar un sistema objetivo. Los atacantes suelen explotar vulnerabilidades en ordenadores, servidores o dispositivos conectados a Internet para hacerse con su control, convirtiéndolos en "zombis" o "bots". Estos dispositivos comprometidos se organizan entonces en una red, conocida como botnet, que actúa como fuerza unificada para lanzar el ataque.
Una vez montada la botnet, el atacante puede ordenar a cada dispositivo comprometido que inunde simultáneamente el sistema objetivo con una enorme cantidad de tráfico o peticiones. Esta avalancha de tráfico, que supera la capacidad de gestión del objetivo, provoca una degradación o interrupción completa de sus servicios, causando una denegación de servicio para los usuarios legítimos. Los atacantes pueden emplear diversas técnicas, como la amplificación, la reflexión o los ataques a la capa de aplicación, para multiplicar el impacto de su asalto y amplificar aún más la interrupción causada, lo que hace que los ataques DDoS sean difíciles de mitigar y defender. Sólo mediante la comprensión de los métodos utilizados para iniciar estos ataques pueden los profesionales de la seguridad desarrollar estrategias eficaces para prevenir, detectar y mitigar con éxito los ataques DDoS.

¿Son peligrosos los ataques DDoS?

Los ataques DDoS pueden ser muy peligrosos y plantean riesgos significativos para particulares, empresas y organizaciones. Estos ataques tienen la capacidad de interrumpir el funcionamiento normal de sitios web, servicios en línea y redes informáticas, lo que provoca pérdidas económicas, daños a la reputación y posibles consecuencias legales.
Los ataques DDoS pueden hacer que los sitios web o los servicios en línea no estén disponibles durante periodos prolongados, lo que afecta a la experiencia del usuario y causa frustración a los clientes. En algunos casos, estos ataques pueden utilizarse como distracción para desviar la atención de otras actividades maliciosas, como violaciones de datos o intentos de acceso no autorizado. Además, las empresas que dependen en gran medida de su presencia en línea para sus ventas u operaciones pueden sufrir graves consecuencias financieras debido al tiempo de inactividad y la pérdida de clientes durante un ataque DDoS.
Por lo tanto, es crucial que las personas y las organizaciones sean conscientes de los peligros que plantean los ataques DDoS y tomen medidas proactivas para protegerse contra esta amenaza.
Echemos un vistazo al informe sobre amenazas DDoS 2022-2023 Q1 de Cloudflare. Cloudflare aloja millones de sitios web, los protege contra estos ataques y tiene una visión clara de que casi una de cada seis personas es objetivo de ataques DDoS, que pueden ser muy peligrosos si no se hace nada.

¿Cómo prevenir un ataque DDoS?

Prevenir un ataque DDoS no tiene por qué ser complicado, ni siquiera para los principiantes. A continuación se indican algunas medidas sencillas que los particulares y las organizaciones pueden adoptar para protegerse de los ataques DDoS:
1. Refuerce la seguridad de su red: Asegúrate de instalar software de seguridad, como cortafuegos y programas antivirus, en todos los dispositivos conectados a tu red. Estas herramientas pueden ayudar a detectar y bloquear el tráfico malicioso que intente infiltrarse en tu sistema.
2. Actualice regularmente el software: Mantén todos los sistemas operativos, aplicaciones y plugins actualizados en tus dispositivos. Las actualizaciones de software suelen incluir parches que solucionan las vulnerabilidades de seguridad, lo que dificulta a los atacantes aprovecharse de ellas.
3. Utilice un servicio de protección DDoS: Considera suscribirte a un servicio de protección DDoS especializado en filtrar el tráfico malicioso antes de que llegue a tu red. Estos servicios pueden ayudar a garantizar que su sitio web o sus servicios en línea sigan siendo accesibles durante un ataque.
4. Emplee la limitación de velocidad y el filtrado de tráfico: Configure sus dispositivos de red, como enrutadores y cortafuegos, para establecer límites en la cantidad de tráfico entrante permitido desde fuentes específicas. Esto puede ayudar a evitar que su red se vea desbordada por una cantidad excesiva de información.
5. Eduque a su personal: Forme a sus empleados para que reconozcan e informen de cualquier correo electrónico, enlace o archivo adjunto sospechoso que puedan encontrar. Así evitará que hagan clic sin darse cuenta en enlaces maliciosos que podrían provocar ataques DDoS.
6. Supervise el tráfico de red: Implemente herramientas sencillas de monitorización de red o contrate a un proveedor de servicios gestionados que pueda ayudarle a monitorizar el tráfico de su red en busca de patrones o picos inusuales que indiquen un posible ataque DDoS. La detección inmediata permite una respuesta y mitigación rápidas.
7. Elija un proveedor de alojamiento fiable: Seleccione un proveedor de hosting de confianza que ofrezca servicios de protección DDoS como parte de su paquete. Estos proveedores tienen una infraestructura robusta y experiencia para combatir los ataques DDoS con eficacia.
8. Considere la posibilidad de utilizar redes de distribución de contenidos (CDN): Las CDN ayudan a distribuir su contenido web a través de múltiples servidores a nivel mundial. Esta distribución garantiza que, aunque un servidor sea blanco de un ataque DDoS, su sitio web siga siendo accesible a través de otros servidores de la red CDN.
Recuerde que la aplicación de estas medidas no garantiza la invulnerabilidad total, pero reducen en gran medida el riesgo de éxito de un ataque DDoS. Siguiendo estos sencillos pasos, incluso los principiantes pueden fortalecer sus defensas contra estos ataques perjudiciales y dañinos.

¿Qué pasa si sufro un ataque DDoS?

Ante un ataque DDoS, es crucial mantener la calma y tomar rápidamente medidas para mitigar su impacto. Aquí tienes tres pasos esenciales que debes seguir si te encuentras bajo ataque:
1. Avise a su proveedor de servicios de Internet (ISP): Tan pronto como tenga conocimiento del ataque DDoS, póngase en contacto con su ISP y hágales partícipes de la situación. Ellos poseen valiosos conocimientos y recursos para ayudarle a mitigar el ataque. Al notificárselo, pueden implementar medidas para ayudar a redirigir el tráfico fuera de su red o proporcionar orientación sobre cómo manejar la situación de manera efectiva.
2. Active los servicios de protección DDoS: Si tiene acceso a un servicio especializado de protección DDoS o se ha suscrito a uno, actívelo inmediatamente. Estos servicios están equipados con funciones avanzadas de supervisión y filtrado que pueden analizar el tráfico entrante en tiempo real. Identifican y bloquean las peticiones maliciosas, permitiendo que sólo el tráfico legítimo llegue a su red. Aprovechando estas medidas de protección, puede reducir significativamente el impacto del ataque.
3. Aplique técnicas de mitigación: Simultáneamente, tome medidas para mitigar el ataque por su parte. Utilice herramientas de supervisión de la red para identificar cualquier característica distintiva del ataque, como picos de tráfico atípicos o patrones inusuales. Esta valiosa información puede ser compartida con su ISP o servicio de protección DDoS para ayudar a diagnosticar y abordar el ataque con eficacia. Además, configure sus dispositivos de red, como enrutadores y cortafuegos, para aplicar la limitación de velocidad y el filtrado de tráfico. Al establecer umbrales y bloquear el tráfico sospechoso o excesivo, puede crear barreras que limiten el impacto del ataque en su red.
Aunque estos tres pasos proporcionan una base sólida para combatir un ataque DDoS, es importante tener en cuenta que cada ataque es único. Es aconsejable trabajar en estrecha colaboración con profesionales y seguir sus directrices durante todo el proceso de mitigación. Conservando registros detallados del ataque, comunicando a sus usuarios las posibles interrupciones y aplicando las medidas necesarias para prevenir futuros ataques, podrá restablecer la normalidad de las operaciones y reforzar sus defensas contra tales interrupciones en el futuro.

Conclusión

En conclusión, los ataques DDoS siguen siendo una amenaza persistente y devastadora en el panorama de la ciberseguridad. Sin embargo, armados con conocimientos y medidas preventivas, los individuos y las organizaciones pueden minimizar su vulnerabilidad y mitigar el daño potencial causado por estos ataques.
La clave para combatir los ataques DDoS reside en un enfoque multifacético. Reforzar la seguridad de la red, actualizar regularmente el software y utilizar servicios de protección DDoS son pasos cruciales para fortalecer las defensas contra estos ataques. La aplicación de técnicas de limitación de velocidad y filtrado de tráfico, junto con la formación de los empleados sobre los riesgos potenciales, mejora aún más la postura de seguridad general.
Además, la supervisión del tráfico de red, la selección de proveedores de alojamiento fiables y el aprovechamiento de las redes de distribución de contenidos (CDN) pueden ayudar a distribuir el tráfico entrante y minimizar el impacto de un ataque. Estas medidas, aunque no son infalibles, reducen significativamente el riesgo de ser víctima de ataques DDoS.
Sin embargo, si se produce un ataque, es necesario actuar con rapidez. La notificación al proveedor de servicios de Internet (ISP), la activación de los servicios de protección DDoS y la aplicación de técnicas de mitigación como la supervisión de la red y la limitación de la velocidad se vuelven esenciales. Colaborar con profesionales a lo largo del proceso de recuperación y conservar los registros de los ataques permite comprenderlos en su totalidad y ayuda a construir defensas más sólidas para el futuro.
Comprendiendo la naturaleza de los ataques DDoS y aplicando las estrategias recomendadas, los particulares y las organizaciones pueden combatir eficazmente esta implacable amenaza. Aunque ninguna solución garantiza la invulnerabilidad, estas medidas proactivas contribuyen en gran medida a inclinar las probabilidades a favor de un entorno en línea seguro y resistente. Manténgase alerta, informado y preparado para protegerse contra el panorama en constante evolución de los ataques DDoS.
More blog posts
¿Cómo comprobar si su teléfono es compatible con la eSIM?
Averigüe si su teléfono móvil es compatible con eSIM. Desde iOS a Android, Skyda eSIM te guía a través de sencillos pasos para asegurarte de que tu dispositivo es compatible.
2024, enero 12
·
eSIM
·
3 min read
·
Matt S.
Filtrado web: Guía completa
Explore los aspectos esenciales del filtrado web, incluidos sus tipos, ventajas, inconvenientes y cómo elegir la solución de filtrado web adecuada a sus necesidades.
2024, enero 08
·
Seguridad
·
6 min read
·
Matt S.
© 2024 Dragon Secure GmbH. All Rights Reserved · [email protected]